10 Cosas que debes conocer (y puedes averiguar) sobre tu empresa objetivo

¿Qué pasaría si pudieras conocer algo más de esa persona que acabas de conocer y que te hace tilín?

Estarás de acuerdo conmigo en que internet y las redes sociales han llegado para cambiarnos nuestro mundo y para hacer totalmente accesible información que antes era impensable que pudiéramos conocer de otra forma.

Pero volviendo a la pregunta que te planteaba el principio, ¿qué pasaría si pudieras saber más sobre esa empresa en la que te has empeñado en trabajar? ¿Serías capaz de convertirte  durante unos  días en la vieja del visillo para ver qué se cuece, de verdad, en el día a día de esa organización?

¿Qué pasaría si hubiera algo así como un Tripadvisor dónde poder leer las opiniones de los trabajadores actuales, de los que fueron parte de la empresa y de las personas que dirigen la organización que tú tienes en el punto de mira? Deja de imaginar, porque ésto ya es posible, y aunque es verdad que desde hace ya bastante tiempo podemos investigar en internet sobre la empresa en la que hemos puesto nuestro punto de mira, desde el  pasado septiembre en España podemos conocer más de las organizaciones en cuestión a través de la herramienta Glassdoor que es algo así, como una puerta transparente por dónde mirar, averiguar y tener información más que suficiente para enfocarnos en ese objetivo, o buscar otro si éste ya no nos convence tanto o no tiene nada que ver con nuestras expectativas o con nuestros valores.

Pero, ¿qué podemos averiguar exactamente aquí sobre nuestra empresa fetiche?.

• Información referente a la organización (puestos, sueldos, tipos de entrevistas que se suelen realizar, opiniones de empleados, ex-empleados y directivos de la compañía en cuestión).

• Ofertas de empleo, apunta porque aquí podrás colgar tu curriculum. (Sí, las empresas también lo utilizan como una puerta de entrada de nuevo talento).

• O por ejemplo, cuál es la política de employer branding de la organización.

Y todo ésto gratuito, sin soltar ni un sólo €.

Y no, no cobro comisión por hablar de Glassdoor, es que como profesional de RRHH pero sobre todo, como profesional en búsqueda constante de oportunidades profesionales me parece una herramienta muy práctica que hará al mercado laboral español mucho más transparente, porque aquellos que se piensen que lo que pasa en su empresa se queda en su empresa, andan muy equivocados porque la información de las empresas hace mucho que va de boca en boca. Estoy convencida que las compañías cambiarán su cultura y dejarán de esconder datos tan importantes como las condiciones de trabajo, la cultura de la empresa o sus valores (me refiero a los reales y no los que cuelgan en sus paredes).


Cómo candidato, ¿qué ventajas tiene conocer determinados datos?

 

Sin duda, investigar un poco a la empresa o empresas a las que le has echado el ojo te resultará muy útil para conocer ciertos aspectos y poder orientar así mejor tu proceso de búsqueda de empleo.

Hay parte de la información que solo podrás conseguir si conoces a alguien que trabaje dentro, que conozca bien las entrañas de la organización, pero sin embargo, hay muchos otros datos útiles que podrás encontrar haciendo una sencilla búsqueda por la Red, porque a día de hoy casi todo lo podemos encontrar por internet.

¿Para qué investigar determinados aspectos? ¿En qué nos beneficia?

Para ganar seguridad y confianza en ti mismo desde el inicio del proceso de búsqueda.

Porque con esa información podemos obtener datos relevantes para adecuar nuestras competencias a la filosofía de la empresa o al puesto en cuestión que te interesa.

Porque tener esa información específica nos hará tener más datos para poder tomar decisiones y evitar equivocaciones.

Conocer el día a día de la empresa y sus valores hará que nos sintamos en mayor o menor medida identificados con ella. Y en caso contrario, que pongamos foco en otra en la que los valores de ambas partes vayan en paralelo.

 


¿Qué información me interesa conocer?

 

Cómo hemos dicho antes, saber nos ayuda a poder visualizarnos (o no) dentro de la empresa, desempeñando un determinado puesto y funciones, por eso es aconsejable conocer una serie de datos, que nos darán una fotografía real y actualizada de la organización. Te propongo que averigües sobre:

1. Historia de la empresa. Es importante saber cuál ha sido la evolución de la organización, de donde ha partido y cuáles han sido sus orígenes, sus primeros productos o servicios… En este punto tengo que hablarte de lo bien que cuentan su historia y sus comienzos empresas como Vicky Foods.

2. Que la diferencia de la competencia. ¿Son sus productos, sus precios competitivos o quizás su servicio postventa? ¿Fue la primera que lanzó ese producto al mercado? ¿Son especialistas en algo que nadie más hace? ¿Utiliza el storytelling para dar a conocer sus valores? o quizás, ¿Ofrecen una experiencia de cliente inigualable?

3. Situación financiera actual. Puede parecerte una tontería, pero es un dato que nos aportará mucha información, conocer la salud financiera de la empresa no es difícil si sabes dónde fijarte. Recuerda que todas las sociedades están obligadas a depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil, que es público y que a ellas puede acceder cualquier persona. Esto significa que tú también puedes ver los balances de cualquier entidad que te interese, porque sea tu competencia o porque quieras analizar un sector antes de entrar en él, o porque sea tu empresa objetivo.

4. Quienes son sus clientes o cual es su mercado. Sin duda, los clientes son la clave de cualquier negocio, imagina por ej. qué quieres trabajar en una empresa de exportación de frutas de tu comarca, será imprescindible entonces que conozcas a quienes venden sus productos o si desde el departamento en cuestión se viaja a la zona, pero también te interesa saber por qué compran ese producto o servicio. Y para terminar hazte una pregunta, ¿serias tú cliente de esa empresa?

5. Qué oportunidades hay dentro de la empresa.  ¿Están contratando? ¿Qué tipo de perfiles suelen contratar? ¿En qué época incorporan talento a sus filas? ¿Tienen ofertas de empleo en portales de empleo o en su página web o de Linkedin?

6. Cómo son sus procesos de selección. Éste es uno de los puntos estrella y en el que debes poner foco: ¿Hacen entrevistas presenciales, por teléfono o te citan por skype? ¿Quién hace las entrevistas, el técnico de selección, el responsable de RRHH o el director general? ¿De cuántas entrevistas consta el proceso? ¿Cómo enfocan el proceso, utilizan además de la entrevista algún tipo de prueba técnica o tests psicotécnicos? ¿Utilizan portales de empleo para dar a conocer sus vacantes o las cuelgan en su web? ¿las publican o comparten los trabajadores en sus redes sociales? ¿Dan feedback del proceso a los candidatos entrevistados o no..?

7. Quién es el responsable de RRHH o al menos el o los técnico de selección. Ya sabes que el secreto está en dar con la persona adecuada, así que indaga quién es la persona o personas que te pueden acercar a tu objetivo, ¿está en la red? ¿qué tipo de información pública? ésto te dará muchas pistas sobre el profesional y su forma de trabajar.

7. Eventos. ¿Se trata de una entidad o empresa que participa de forma habitual en eventos? ¿Están en foros de empleo? ¿Abren sus puertas para que posibles candidatos conozcan su funcionamiento y su día a día? ¿colaboran con otras empresas o con administraciones públicas?

8. Políticas de conciliación personal y familiar. Estarás de acuerdo conmigo en que hay aspectos mucho más allá del sueldo que a todo profesional nos interesa y que está en los primeros puestos de nuestra escala de valores a la hora de decirnos por una u otra empresa, así, por ejemplo, conocer de antemano la jornada de la organización, si existe o no flexibilidad horaria, si tienes derecho a una serie de horas para acompañar a tu hijo/a al médico o si puedes trabajar desde casa cuando no te encuentres bien serán aspectos que puntúen a la hora de decantarnos o no por un proyecto profesional.

9. Marca personal de sus empleados. Toda empresa que quiera atraer y fidelizar al mejor talento, debe aprender a gestionar no sólo su marca, sino también la marca personal de los empleados y colaboradores que la integran. Porque no en balde, las personas son el capital intangible más grande que tiene cualquier organización.

Así que observa, si esa empresa en la que te has empeñado en trabajar, invierte tiempo, esfuerzo y dinero en la formación, gestión, transformación y mejora continua de sus profesionales.

10. Qué imagen tiene en RRSS. Una empresa que cuida sus redes sociales y la imagen de marca que proyecta de cara al exterior puede ser un punto de inflexión que marque la diferencia con otras organizaciones. Fíjate en cómo actúan en las diferentes redes, qué contenidos publican, cómo interaccionan con su comunidad de seguidores, porque te dará muchas pistas de cómo se trabaja realmente dentro.

 


Y entonces, ¿dónde buscamos esa información?

 

Web: Es sin duda, el lugar al que debemos dirigirnos cuando queramos encontrar información real y de primera mano. Toda entidad cuyo foco sea tener y fidelizar al mejor talento, tendrá en su web ejemplos reales de su política de employer branding o de (buena) reputación como empleadores.

Pero, ¿y qué pasa si se trata de una pequeña empresa o de una empresa sin web, dónde miramos entonces? Entonces te tocará recurrir al método tradicional, preguntar a los trabajadores y colaboradores de la empresa que son sin duda, su principal voz,  busca a personas que trabajen en la empresa, busca su opinión en redes sociales y si tienes oportunidad, habla con ellos.

Personas que trabajan en la organización y que están dentro de tu red de contactos: Las personas son quienes te podrán brindar una perspectiva más exclusiva. Si conoces gente que trabaje dentro de la empresa, entérate de sus funciones y fíjate en su carrera profesional, para conocer así cuáles podrían ser también tus oportunidades dentro de la empresa. Qué mejor que el boca a boca para conocer de primera mano lo que piensan las personas que viven el día a día de la empresa. Pregunta, pide opinión pero siempre con educación. Recuerda que la reseña de un empleado tiene hasta 10 veces más valor que la pueda hacer el CEO o cualquier otro directivo.

♦ Linkedin: Otra opción es buscar en la red profesional por excelencia, es posible que puedas contactar con algún trabajador o antiguo trabajador al que pedir opinión, y si tienes suerte también puedes encontrar la página de empresa en esta red.

♦ RRSS: Echa un vistazo a Facebook, Twitter o Instagram, con casi toda seguridad encontrarás la información que necesitas en forma de noticias, tuits o publicaciones de clientes de esa empresa.

♦ Workopinion.com: Si te ha llegado información no muy favorable de esa organización puedes corroborarlo en esta web donde se denuncian malas prácticas de empresa y abusos denunciados por los propios trabajadores, en definitiva, te permite conocer de primera mano, la reputación laboral de esa organización. Es algo así como lo que te comentaba unas líneas más arriba, la voz de los trabajadores, ésto te permitirá conocer si es o no un buen lugar para trabajar.

Por último, te diré que todo ésto de investigar a nuestra empresa objetivo está muy bien, y que nos puede traer muchos beneficios, pero como todo en la vida, recuerda que aquí lo importante son las fuentes que elijamos para obtener esta información, y aquí no todas, tienen o no deben tener el mismo peso, así que relativiza y luego, toma decisiones.

 

Foto by Manuel Morillo

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: